WEB SOLIDARIA CON TODOS LOS PUEBLOS OPRIMIDOS DEL MUNDO
    Mapa Web  |   Quiénes somos  |   Útiles  |   Libro de visitas  |   Glosario Alfabético
  INDIA TIBET NEPAL BANGLADESH SRI LANKA ESPIRITUALIDAD GLOBALIZACION C. CLIMATICO  

Inicio
Indice de contenidos
Hinduismo
Hnd : Divinidades
Hnd : Literatura y Filosofía
     Textos fundamentales
     El Vedanta
     El Vedanta Advaita
     Los Vedas
  + Los Upanishads
     El Baghavad Gita
     El Mahabharata
  + El Ramayana
Introducción y contexto >> 
     Capítulo 1
     Capítulo 2
     Capitulo 3
Hnd : Maestros y Escuelas
El Budismo
Budismo Zen
Jainismo
Sijismo
Islam
Sufismo
 
Tablón de anuncios Planning voluntarios Mundo ONG


  
Literatura HindúGRANDES EPOPEYAS:  EL RAMAYANA - Introducción



El Ramayana es un libro épico escrito por Valmiki. Forma parte de los Smriti hindúes (textos no revelados directamente por Dios, sino transmitidos por la tradición). Su etimología en sánscrito signidica “viaje o marcha”, el viaje de Rama (a semblanza del viaje de Ulises en la Odisea).

Es una de las más grandes obras épicas en sánscrito de la India antigua. Pertenece al subgénero literario de la epopeya, y está compuesto por 24.000 versos, divididos en siete volúmenes. Se presume que sus orígenes se remontan al s. III a. C. Conocido ampliamente gracias a sus numerosas traducciones, el Ramayana ha ejercido importante influencia en la literatura de la India.

El texto cuenta la historia del rey-dios Rama, y de cómo su esposa Sita fue raptada por el demonio Ravana y llevada a la isla de Lanka (Actual Sri Lanka). Rama obtiene ayuda de una tribu de monos, liderados por Sugriva y Hanuman, que construyen un puente a través del mar y rescatan a Sita.


El Ramayana tuvo una importante influencia en la poesía sánscrita, principalmente a través del establecimiento de la métrica Sloka. Sin embargo, como su primo épico, el Mahabharata, el Ramayana no solamente es una historia ordinaria. Contiene las enseñanzas de antiguos sabios hindúes y los presenta en una narrativa alegórica que incluye la exposición de lo filósico y lo devocional. Los personajes de Rama, Sita, Lakshmana, Bharata, Hanuman y Ravana son fundamentales en la consciencia cultural de India.

Siendo una de las más importantes obras literarias de India antigua tiene un profundo impacto en el arte y la cultura del subcontinente indio y del sureste de Asia. La historia de Rama también inspiró numerosas obras literarias modernas en diversos lenguajes, entre los cuales se pueden resaltar los trabajos del poeta hindú del siglo XVI, Tulsidas, y el poeta tamil Kambar, del siglo XIII.

El Ramayana no solamente es un cuento religioso. La colonización del sureste de Asia por el pueblo hindú comenzó en el siglo VIII. Se establecieron allí grandes imperios como el Khmer, Majapahits, Sailendra, Champa y el Sri Vijaya. Gracias a esto, el Ramayana, además de India, se volvió popular en otras regiones del sureste de Asia y se manifestó en la literatura y en la arquitectura de los templos, particularmente en Indonesia, Tailandia, Camboya, Laos, Malasia, Myanmar, Vietnam y Filipinas.


ESTRUCTURA LITERARIA:

El Ramayana de Valmiki, la versión más antigua del Ramayana es la base de diversas versiones del Ramayana que prevalecen en diferentes culturas. El texto ha sobrevivido en numerosos manuscritos parciales o completos, estando el más antiguo datado en el siglo XI de la era cristiana

El texto actual del Ramayana de Valmiki ha llegado a nosotros a través de dos versiones diferentes, procedentes del Norte y el Sur de India. Fue dividido tradicionalmente en siete libros, que tratan de la vida de Rama desde su nacimiento hasta su muerte.

  1. Bala Kanda. El libro del joven Rama que detalla su milagroso nacimiento, su vida temprana en Ayodhya, la muerte de los demonios del bosque a solicitud de Vishuámitra y sus bodas con Sita.
  2. Ayodhya Kanda. El libro de Ayodhya en el que Dasharatha sufre por la promesa hecha a Kaikeyi al inicio del exilio de Rama.
  3. Aranya Kanda. El libro del bosque, que describe la vida de Rama en el bosque y la abducción de Sita por Ravana.
  4. Kishkindya Kanda. El libro de Kishkinda, el reino Vanara en el que Rama se hace amigo de Sugriva y el ejército Vanara inicia la búsqueda de Sita.
  5. Sundara Kanda. Libro de Sundara (Hánuman) en el que Hanuman viaja a Lanka y encuentra a Sita aprisionada y trae las noticias a Rama.
  6. Yuddha Kanda. El libro de la Guerra, que narra la guerra entre Rama y Ravana y el retorno del victorioso Rama a Ayodhya y su coronación.
  7. Uttara Kanda. Epílogo. Detalla la vida de Rama y Sita después de su retorno a Ayodhya, el destierro de Sita y como esta y Rama pasan al siguiente mundo.

Ha habido muchas especulaciones sobre si el primero y el último capítulo del Ramayana de Valimiki fueron escritos por dicho autor. Muchos expertos creen que son parte integral del libro, a pesar de las diferencias de estilo y algunas contradicciones en el contenido entre estos y el resto del libro.2 Estos capítulos contienen la mayoría de las referencias mitológicas que se encuentran en el Ramayana, como su milagroso nacimiento y su naturaleza divina así como las numerosas leyendas sobre Ravana

ARGUMENTO:

Dasharatha, rey de Aydohya, tiene tres esposas y cuatro hijos. Rama es el mayor,hijo Kaosalya. Bharata es hijo de KaiKeyi. Los otros dos son gemelos, Laskshmana y Strughna. A Rama y a Bharata se les representa en azul, simbolismo de deidades del sur de la India.

En una ciudad cercana vive la hermosa Sita. Cuando llega el momento de que Sita se case, se realiza una prueba a los pretendientes: los príncipes deberán ser capaces de levantar un arco gigante. Nadie pudo alzar el arco como Rama, que no sólo lo alzó sino que además lo partió. Así fue como Sita eligió a Rama como esposo, bajo las miradas de decepción de los demás aspirantes.

El rey Dasharatha decide dejar el trono a su hijo Rama y retirarse al bosque para buscar el moksha (liberación). Todos están contentos con la decisión que está de acuerdo con el dharma: el hijo mayor asumiría el puesto de gobernante. Todos están de acuerdo, excepto la segunda esposa de Dasharatha, que pretende que sea su hijo Bharata quien gobierne.

Así es como, valiéndose de un juramento que años atrás que hizo el viejo rey le convence para que corone a Bharata y destierre a Rama al bosque por catorce años. El rey se ve obligado a cumplir su palabra y Rama, siempre obediente, se retira exiliado al bosque. Sita convence a Rama de que su lugar está a su lado. También su hermano, Lakshmana, lo acompaña.

Bharata, está muy disgustado cuando se entera de lo que sucede y se dirige también al bosque donde reside Rama para forzarlo a regresar a la ciudad. No obstante, éste se opone argumentando que deben obedecer a su padre. Así, Bharata se despide de su hermano con un abrazo y vuelve a Aydohya.

Los años pasan y Rama, Sita y Lakshmana son muy felices en el bosque. Rama y Lakshmana destruyen a los rakshasas (criaturas del mal) cuando interrumpen su meditación. Un día, una princesa rakshasa intenta seducir a Rama. Su hermano, Lakshmana, la hiere. Ella regresa donde su hermano, Ravana, el gobernante de Lanka y le habla sobre la encantadora Sita.

Ravana idea un plan para raptar a Sita. A sabiendas del aprecio que ella siente por los ciervos dorados, decide enviarle uno como presa de caza para Rama y Lakshmana. Al verlo, ambos hermanos marchan a cazarlo, dibujando previamente un círculo protector alrededor de Sita, en el que estará segura mientras permanezca en su interior. Durante esa pausa, Ravana se deja caer por el lugar adoptando la forma de un mendigo que busca comida. Sita sale del círculo para procurársela y es entonces cuando es raptada. A Rama se le rompe el corazón cuando regresa y no puede encontrar a Sita. Un ejército de monos se ofrecen para buscarla.

Ravana ha llevado a Sita a su palacio, pero no puede forzarla para que se convierta en su esposa, pero Sita ni siquiera lo mira, sólo piensa en Rama. Hanuman, general del grupo de monos, que posee la capacidad de volar, se dirige rápidamente hacia Lanka, donde encuentra a Sita. Antes de que Hanuman pueda salir, los hombres de Ravana lo capturan y prenden fuego a su cola. Con parte del pelaje ardiendo, Hanuman huye saltando por los techos de las casas y llega hasta Rama, a quien informa sobre la ubicación de Sita.

Rama, Lakshmana y el ejército de monos construyen un puente desde la punta de India hacia Lanka. Posteriormente, acontece el enfrentamiento entre Rama y Ravana. Tras haber eliminado a algunos hermanos de Ravana, Rama termina por acabar con él definitivamente.

Rama libera a Sita y juntos regresan a Ayodhya, donde el pueblo y Bharata proclaman a Rama como su nuevo rey. Sita es acusada de haber cometido adulterio durante su cautividad. Exiliada, a pesar de su inocencia, da a luz a dos hijos gemelos de Rama, y recibe la protección del eremita Valmiky, supuesto autor del poema. Sita se somete voluntariamente a la prueba del fuego para dar público testimonio de la conservación de su pureza. Al cabo de muchos años Rama y Sita se reúnen nuevamente y el reinado de éste transcurre largamente en completa felicidad para gobernantes y gobernados

 

Valmiki es el legendario sabio (maharishi) al que la tradición considera autor de la epopeya hindú Ramayana (datado entre el siglo V y el siglo I aC. Se dice que Valmiki pertenecía a una tribu Bhil (centro de la India). Otra tradición dice que era un Kira (habitante de origen mongoloide, en la zona de los Himalayas). Otro kirata conocido es Buda. Su nombre habría sido Ratnakar (o Vailia). Más tarde fue conocido como Adi Kavi (principal poeta).

Cuenta la leyenda que Valmiki era hijo de un rey. Con tan sólo unos meses de edad fue abandonado por su familia en el bosque. Unos ladrones lo encontraron, le llamaron Vailia Koli y le enseñaron su oficio. Con los años, Valmiki formó una familia, a la que mantenía robando a los viajeros. Un día, el sabio volador Narada Muni estaba vagando por el bosque y Vailia Koli lo asaltó. Narada —con su dulce voz— le preguntó si sabía lo que estaba haciendo. Vailia le respondió que estaba manteniendo a su familia, y que ésta era conciente de sus actividades.

Entonces Narada le preguntó si alguno de los miembros de su familia se haría cargo del karma (la "consecuencia") de sus pecados. Valia se sintió tan afectado por esta idea, que corrió a su casa y les preguntó a su esposa e hijos si alguno estaba dispuesto a ir al infierno por él. Todos se negaron, y le recriminaron que su deber como padre era mantener a su familia, por lo que él era el único responsable de la manera con la que que cumplía con su deber.

Tras este acontecimiento, Valia reflexionó y experimentó un cambio. Volvió con el sabio Narada y le pidió que lo iluminara. Narada le enseñó todo acerca del hinduismo y las bondades de la oración. Valmiki entonces pasó tanto tiempo estático rezando que las hormigas lo cubrieron por entero y formaron su hormiguero encima de él. (En sánscrito "valmiki" significa "hormiguero").

Cierto tiempo después Valmiki le preguntó a Narada: "Oh, venerable rishi, por favor dime si hay en este mundo un hombre perfecto que sea al mismo tiempo virtuoso, valiente, responsable, veraz, noble, estable y amable con todos los seres". Narada respondió: "Hay uno, el príncipe de la dinastía del rey Ikshvaku, llamado Rama. Es un gran héroe, es el protector del dharma (la religión), es firme, justo, leal, bien versado en los Vedas y en las artes marciales. Posee todas las virtudes, es un hijo obediente, un amable hermano, un amoroso esposo, un amigo fiel, el rey ideal, un enemigo misericordioso y amante de todos los seres vivos. Es inigualable en belleza, aunque su piel es de color azulado. Todo el mundo lo adora". Entonces el sabio Narada le contó a Maharshi Valmiki el relato de Sri Rama, tal como lo había escuchado del dios Brahma, condensado en 100 versos. Esta historia llenó los pensamientos de Valmiki y le dió pie a escribir su magna obra.

En cierta ocasión Valiki fue a las orillas de río Ganga a bañarse. Su discípulo Bharadwash le llevaba las ropas (el sabio iría desnudo). Cruzaron el arroyo Tamasa (ignorancia o estupidez), cuyas aguas eran muy cristalinas. Valmiki le dijo a su discípulo: "Mira qué limpia y tranquila es el agua del arroyo de la estupidez, como la mente de la gente buena". Valmiki entró en el agua y escuchó el cantar de una pareja de pájaros que estaban flirteando en las ramas de los árboles. Se sintió muy contento al contemplar a esta feliz pareja. Entonces uno de los pajarillos fue atravesado por una flecha y cayó muerto. Valmiki, al encontrar al cazador, sin pretenderlo le gritó en verso:

¡Tú, que mataste a uno de los pájaros dedicados procrearse,
que así mismo tú no vivas por mucho tiempo!


Milagrosamente había entonado el primer verso sloka -estrofa de dos versos-. Brahma le había otorgado esta capacidad de versificar, y le ordenó escribir el Ramayana completo. Y así, esta estrofa es venerada como el primer sloka de la literatura hindú, Valmiki es venerado como el primer poeta (kavi), y el Ramayana, como el primer poema (kavia).







Mapa del viaje de Rama
Ampliable



 

mail
infoindia@indiga.org